Etiquetas:

Copeia 2011 No.3



En el tercer número del Volumen 2011 de COPEIA, publicado en octubre, se presentan 19 artículos que tratan los siguientes temas: Historia de vida y comportamiento, sistemática, ecología y dispersión, además de cuatro revisiones de libros. 



De los nueve artículos que involucran peces, seis tratan de peces óseos, incluyendo las familias Serranidae, Poeciliidae: Poecilia y Brachyrhaphis parismina, Cariistidae: Paracaristius, Rhamphichthyidae: Gymnorhamphichthys y Centrarchidae: Enneacanthus obesus; uno trata de condrictios de la familia Etmopteridae: Etmoperus, y dos más son revisiones de un libro de Ictiología Evolutiva y de una guía de campo de peces arrecifales, respectivamente.


Artículos con grupos taxonómicos en México: 


Brad E. Erisman and Philip A. Hastings 



Mediante el análisis de los patrones sexuales de 47 especies de percas, se concluyó que la protoginia es la condición ancestral en la familia. Se sugiere también que estos patrones pueden evolucionar en diversas direcciones en un mismo linaje de peces y no necesitan intermediarios funcionales, ya que se observa que algunos miembros de la subfamilia Anthiinae retienen el hermafroditismo protoginio, al igual que los géneros Centropristis y Cheilidoperca; mientras que el gonocorismo evolucionó una vez en el género Paralabrax, a la vez que el hermafroditismo en Hypoplectrus, Serranus, Serraniculus y Diplectrum; y la androdioecia, que evolucionó una vez en el género Serranus y derivó de hermafroditismo simultáneo. 


La familia Serranidae es una familia muy diversa en México y en el mundo, pero manifiesta numerosos problemas taxonómicos y filogenéticos, debido a que acuña varios grupos artificiales. Es posible que la identificación de sus patrones sexuales sea una herramienta importante en el reconocimiento de las especies, de manera que facilite su diferenciación y la solución de su sistemática, taxonomía y filogenia. 



Duane E. Stevenson and Christopher P. Kenaley 


Se presenta una revisión parcial de la familia Cariistidae, incluyendo la distinción de dos especies y la descripción de tres nuevas en el género Paracaristius. Se restringe la distribución de Paracaristius nemorosus y P. aquilus al Atántico tropical oriental, mientras que P. nudarcus y P. maderensis se consideran especies de amplia distribución. 


Algunos ejemplares examinados incluyen localidades del norte de Baja California, del Golfo de México y de América central a profundidades mayores a 300m, por lo que es posible que, a pesar de que no se han registrado, P. nudarcus y P. maderensis están presentes en más costas mexicanas. 



Tiago P. Carvalho, Cristiane S. Ramos and James S. Albert 


Se describe la nueva especie Poecilia hondurensis (subgénero Mollienesia), ubicada en la vertiente Atlántica de Honduras. Esta especie difiere de sus congéneres en la presencia de dientes tricúspides en la región interior de las mandíbulas, y en la falta de una espina o gancho prominente en el gonopodio. El trabajo trata a detalle 11 especies del mismo género y cercanas geográficamente, además se incluye una clave para identificar todas las especies presentes en el sur de México. 


Artículos recomendados: 



Mark C. Belk, Emily E. Nance and Jerald B. Johnson 


Se detallan algunas características de la historia de vida de este poecílido, exhibiendo poca variación entre varias poblaciones, probablemente debido al alto flujo ambiental que ocupan. Además se observa que las hembras exhiben patrones isométricos de asignación reproductiva en relación al tamaño de cuerpo, presentando poca variación en su historia de vida. 


Se recomienda este artículo debido a que los poecílidos de México frecuentemente presentan especies difíciles de distinguir; y la visible relación entre el flujo ambiental y la variación poblacional podría ser la razón de la existencia de numerosos morfotipos de la misma especie, frecuentemente reconocidos como especies distintas. 



Patrick J. Ciccotto 


Se identifican variables físico-químicas del hábitat de una lobina, correlacionando su distribución con ciertas variables específicas, como segmentos de corrientes acídicas, altas concentraciones de carbono orgánico disuelto y mayores proporciones de ambientes boscosos y humedales. 


La determinación de las condiciones químicas de un hábitat permite una modelación y predicción de las condiciones físico-químicas que las especies buscan y toleran en los lugares en que se distribuyen. Este tipo de trabajos, junto con muestreos, estudios de caudal ecológico, contenido estomacal y comportamiento, permitirán el establecimiento de las condiciones mínimas necesarias para la protección y conservación de los acuíferos y de las especies que se distribuyen en ellos de manera natural, principalmente especies endémicas. 

Índice de artículos por orden de aparición: 




Brad E. Erisman and Philip A. Hastings 





Mark C. Belk, Emily E. Nance and Jerald B. Johnson 





David A. Ebert, Leonard J. V. Compagno and Marlee J. De Vries





Duane E. Stevenson and Christopher P. Kenaley 





Tiago P. Carvalho, Cristiane S. Ramos and James S. Albert 





Fred N. Poeser 





Patrick J. Ciccotto